¿Por qué cuidar tú casa de las lluvias?


La casa es el espacio físico más importante de una familia.

Una casa nos reúne, protege, da calor y cobijo. Nos refresca también y nos alivia del ajetreo exterior cotidiano.

 

Por ello, si deseamos que nuestra casa siga haciendo lo que esperamos de ella, también debemos procurarle cuidados. Tal vez el más importante de ellos sea impermeabilizar nuestro hogar para protegerlo de la humedad, al menos una vez cada dos años.

 

Las altas temperaturas suelen provocar fisuras y grietas en las casas que, sumadas a la temporada de lluvias, pueden convertirse en un problema. Es decir, de no impermeabilizar techos, terrazas o patios, tarde o temprano no sólo  tendrás goteras, sino que la estructura general de tu casa, también se debilitará. Además, aumentarán para tu familia las probabilidades de padecer alergias o enfermedades alentadas por el exceso de humedad.

 

Un beneficio de impermeabilizar es, además, el ahorro de energía, pues al reducir el calentamiento de la losa, dependerás en menor medida del ventilador o del clima.

 

En México, la temporada de lluvias suele durar seis meses y la mejor época para impermeabilizar es durante la época de sequía. No obstante, hoy día existen soluciones en el mercado que te permiten impermeabilizar aun durante las lluvias.

Acércate a un experto e infórmate.

 

Una recomendación: si anteriormente impermeabilizaste con productos asfálticos (tu techo es color negro, plateado o rojo), debes seguir usándolos, pues los acrílicos no se adhieren a ellos. De igual forma, si tienes un impermeabilizante acrílico (techo blanco en su mayoría), eso es lo que debes seguir usando.

 

 

Fuente (Avisos Efectivos/2014)

 

¿Tú qué opinas?


Escribir comentario

Comentarios: 0